¡Por una vuelta segura a las clases!

15 de septiembre: Huelga de Educación en en Euskal Herria

John Hird, Socialismo Revolucionario Vitoria-Gasteiz. (Más información: Estudiar bajo la pandemia y la nueva normalidad.)

En una importante muestra de unidad entre todos los sindicatos de Euskal Herria se hizo la siguiente declaración y llamamiento a la huelga en la educación:

"Exigimos al Departamento de Educación de la CAV que acabe con la situación de incertidumbre, y adopte medidas y criterios comunes para garantizar el retorno seguro, presencial y consensuado. Para ello, los cinco sindicatos que tenemos representación en educación presentamos el siguiente calendario de movilizaciones: 4 de septiembre, concentraciones con fotografías colectivas en los centros educativos y registro de huelga; 10 de septiembre, a las 18:00, movilizaciones ante las Delegaciones de Educación en Bilbo, Donostia y ante Lakua en Gasteiz, invitando a participar a toda la Comunidad Educativa; 15 de septiembre, día de huelga bajo el lema "retorno presencial seguro y consensuado en nuestros centros educativos".


El gobierno vasco se negó a reunirse con los sindicatos para escuchar las preocupaciones sobre la vuelta al trabajo y la apertura de escuelas, sin embargo se ha reunido con las patronales concertadas. 


En el último momento del jueves 10 de septiembre hubo una reunión, después de la cual los sindicatos Steilas, ELA, LAB, CCOO y UGT anunciaron su intención de mantener la convocatoria de huelga para el próximo día 15 de setiembre. Los sindicatos valoraron el encuentro como «un intento fallido de paralizar las movilizaciones», en el que había habido «pocas precisiones» y «nula previsión de recursos».


Es sumamente significativo que los sindicatos que suelen tener grandes dificultades para llegar a acuerdos de acción entre ellos se hayan mantenido firmes y hayan mantenido la huelga. Esto es un reflejo de la presión social desde las bases y el apoyo a la acción.


Los principales argumentos de los sindicatos


En su declaración, los sindicatos acusaron correctamente al gobierno de no preparar los protocolos a tiempo. También carecían de criterios comunes y claros. El gobierno vasco también es culpable de improvisación descuidada y sólo piensa en hacerse publicidad. Por ejemplo, anunciaron que contratarían a 1.000 profesores más, ¡pero el plazo para iniciar el proceso ya había pasado!


También existe el problema de la falta de inversión en la educación pública. En el estado Español conjunto destina una media de 1.000 euros al año por cada alumno de enseñanza Primaria y Secundaria, la mitad que el resto de países de la Unión Europea, donde esa cantidad asciende a unos 2.000 euros, según datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional recogidos por Edutech.


Esos 1.000 euros se detraen de un total de gasto en Educación que supone el 4,2% del PIB de España, cantidad a todas luces insuficiente para lograr que el sistema educativo dé el salto de calidad que necesita. Y que, según Edutech, debería elevarse hasta 5% del PIB, lo que traduciría en una inyección de 15.000 millones al presupuesto en educación actual.


Una década después de la última crisis, el estado gasta todavía 1.000 millones menos en educación de los que gastó antes de la crisis anterior: en 2008, el gasto en educación era de 51.700 millones y gasta 50.800, un 1,76% menos. En términos de porcentaje de la economía, se llegó a invertir un 5% del PIB en educación en 2009, hoy todavía rondamos el 4,25%.


Esto es una clara señal de la total falta de confianza que el propio capitalismo español tiene en su propio futuro.¿De qué sirve educar a los niños de la clase obrera si no hay trabajo? En lugar de eso, desvían los fondos a la educación privada y concertada.


El escándalo es que el dinero público está subvencionando la educación privada. La financiación de la educación concertada subió un 25% en diez años mientras se estancó la de la pública. Entre 2007 y 2017, la inversión en la pública quedó casi clavada con un 1,4% positivo, tras decrecer entre 2011 y 2014.


Desde Socialismo Revolucionario demandamos:

  • ¡No más subvenciones a la educación privada y concertada!

  • Defender y ampliar la educación pública. Revertir todos los recortes y privatizaciones inmediatamente y traer escuelas, proveedores y recursos al sistema público. Nacionalizar todos los servicios subcontratados como la limpieza, comedores y transporte. ¡Pago decente y contratos para las limpiadoras, transportistas, personal auxiliar y monitores!


  • ¡Un verdadero control democrático de la clase trabajadora sobre la educación por parte de los profesores, padres, estudiantes y personal auxiliar! 

Los sindicatos quieren volver a trabajar y educar a los niños, pero no en estas condiciones. El regreso debe ser planificado correctamente, no improvisado y ¿quién sabe mejor que los trabajadores de la educación qué es lo mejor en cuanto a salud y seguridad, especialmente durante esta pandemia de COVID-19? Por eso es una absoluta vergüenza que los sindicatos apenas hayan sido consultados. 


Las peticiones de los sindicatos 


Los sindicatos han presentado un claro conjunto de demandas que deben ser satisfechas para un retorno seguro al trabajo y la apertura de las escuelas. Padres, profesores, otros empleados en el sector educativo y estudiantes están unidos detrás de estas demandas. Las peticiones de los sindicatos se pueden ver en su totalidad aquí


COVID-19: ¡Defender los intereses de salud y seguridad de los niños, profesores y padres!


Los sindicatos también han llamado a la huelga a los colectivos de la limpieza, comedores escolares y transporte escolar, que son los tres colectivos feminizados, invisibilizados y precarizados.


Miles de trabajadoras hoy desconocen en qué condiciones y con qué medidas van a iniciar su trabajo si es que lo inician.


Los sindicatos dicen: “Esta convocatoria de huelga quiere llamar la atención sobre la importancia de nuestro trabajo en la enseñanza presencial. Reclamamos planificación y desarrollo de medidas de seguridad para poder realizarlo y por ello una vez más, solicitamos al Departamento de Educación que se siente a negociar con todos los colectivos afectados en aras a buscar la mejor de las soluciones para garantizar una enseñanza en condiciones de seguridad en la que se protejan todos los puestos de trabajo y la salud de quienes los ocupan”.


Desde Socialismo Revolucionario demandamos: 

  • ¡Acabar con el empleo precario, los contratos basura y la subcontratación en la educación! 

  • ¡Por la remunicipalización de todos los puestos de trabajo en educación y en los servicios públicos! 

La huelga en la educación en EH está teniendo lugar en un momento muy importante. Las grandes empresas y las autoridades locales han iniciado el proceso de hacer pagar a los trabajadores las consecuencias económicas de la pandemia COVID-19.


Aernnova, una importante empresa de la industria aeroespacial ha anunciado una reducción de personal del 20%. La dirección propone despedir a los trabajadores de ITP-Zamudio y Alestis. En Vitoria-Gasteiz los trabajadores del museo Artium han hecho huelga y los jóvenes trabajadores del departamento de deportes de Álava han hecho una huelga indefinida en protesta por las precarias condiciones y los bajos salarios. 


Todas estas luchas deben unirse. Como dijo Socialismo Revolucionario al principio de la crisis de COVID-19:


¡No a la pérdida de puestos de trabajo debido a la crisis de COVID-19!


Por último, apoyo total a la huelga del 15 de septiembre en la educación. Defender la salud y la seguridad. Por un sistema educativo totalmente público.