‘Mi vida: un intento de autobiografía’, de León Trotsky


Katie Quarles Socialist Alternative (ASI en EEUU) 

10 de septiembre de 2015 

León Trotsky, el marxista que co-lideró la Revolución Rusa de 1917 junto con Lenin, y cuyas tradiciones mantiene Alternativa Socialista, pasó toda su vida adulta luchando por un mundo mejor.

‘Mi vida’ comienza con la juventud de Trotsky y continua con los grandes acontecimientos históricos en los que participó: la Revolución Rusa de 1905, la Revolución Rusa de 1917, el periodo después de 1917 cuando lideró el Ejército Rojo en la Guerra Civil y la reconstrucción de la Rusia postrevolucionaria, hasta su lucha contra Stalin y su expulsión del Partido Comunista y de la URSS.

Trotsky escribió su intento de autobiografía mientras vivía en Turquía, donde había sido exiliado por Stalin.

El libro no solamente nos cuenta mucho sobre la personalidad de Trotsky, sino que también nos da una visión amplia de importantes acontecimientos históricos. Está escrito de manera que es entendible y explicativo para aquellas personas que no hayan leído demasiado sobre este periodo.

Pero este libro es más que un resumen del importante papel que tuvo Trotsky en la historia. También es un ejemplo brillante de una persona que dedicó su vida a la revolución, y que tuvo la tenacidad no solamente de hacer frente al zar y al viejo mundo para ganar, sino también de enfrentarse a Stalin en defensa del verdadero significado y objetivos de la Revolución de Octubre.

La vida de Trotsky no solamente nos muestra la importancia de ser un luchador incansable por un cambio revolucionario, sino también la importancia de analizar la situación actual y desarrollar las perspectivas para conseguir una claridad teórica y política sobre lo que los revolucionarios deberían hacer en una situación dada. 

Aunque como revolucionarios luchamos contra la tendencia de ver la historia como una serie de acontecimientos realizados por “grandes hombres”, ignorando el papel de las fuerzas sociales más amplias para dar forma a la historia, está claro que las características individuales de algunas personas marcan una diferencia en la historia. Parece probable que la Revolución Rusa habría ocurrido sin Trotsky, pero la lucha contra Stalin y por las tradiciones de Marx, Engels y Lenin no hubieran mantenido su bandera en alto sin el rol que Trotsky jugó.